The bold type

The bold type

Argumento

Tres veinteañeras luchan por conseguir el trabajo de sus sueños en el mundo de la moda con la revista ficticia Scarlett.

En la serie explorarán sus relaciones con sus jefes y tendrán una vida sentimental bastante complicada.

Una mezcla entre Sexo en Nueva York y El diablo viste de Prada pero con su propia personalidad y unos personajes fuertes y muy definidos.

Crítica

CRÍTICA DE LA 1ª Y 2ª TEMPORADAS:

Esta serie me ha enganchado. En un principio no me llamaba mucho porque parecía una especie de culebrón y más de lo mismo. Pero qué equivocada estaba. Tenemos a tres amigas, cada cual más diferente a la anterior, pero que las une algo mucho más que la moda: la amistad.

Jane es una periodista con mucho potencial. Es dulce e inteligente con algún que otro tapujo. Kat es decidida, un genio de las redes sociales que no le da miedo a dar un paso adelante en lo que se refiere a la sociedad y a la sexualidad. Sutton es la que aparentemente parece una princesita pero es mucho más que una imagen, sueña con ser diseñadora; una relación sentimental algo difícil.

Las tres, siempre juntas como una piña se enfrentan a todos los problemas, ya sean profesionales o sentimentales. Los personajes secundarios son una delicia, bien construidos y algunos un ejemplo a seguir, como lo es la jefa de las tres protagonistas Jacqueline Carlyle. A mí en lo personal este personaje es secundario, pero es muy importante en esta historia, sobre todo para Jane que en la segunda temporada se podría decir que pasa de ser un ejemplo a seguir a considerarla casi como su madre.

En las primeras dos temporadas los personajes crecen, se tropiezan y vuelven a levantarse con más fuerza que nunca. Se ve una clara progresión en ellas. Creces con ellas. Y junto a ellas vemos temas muy importantes y que nos suceden a nosotras mismas. La serie trata temas como la bisexualidad (¿Qué manía es esa de ser homosexual o heterosexual?), que a día de hoy cuesta redefinir a las personas de una manera u otra, por desgracia. El tema como el feminismo, que está muy patente en la serie, la violación, lo que significa ser de color, el derecho a poseer armas, el velo islámico y muchas cosas más que hoy en día nos rodean.

En ella no vemos a un grupo de mujeres que compiten por el próximo pretendiente, ante todo estamos con tres jóvenes empoderadas, libres e independientes. Cada relación sentimental es diferente y se amolda a las situaciones de cada una de ellas, tratando siempre temas actuales con resoluciones que unas veces aplaudimos y otras sufrimos junto a las protagonistas.

Es una serie madura, arriesgada y cautivadora. Engancha de principio a fin. Y por supuesto la moda está muy presente en esta serie.

Me gusta mucho cómo aborda cada tema y cómo se adapta al día a día de cada personaje. Lo que menos me gusta es que con el sueldo que tienen estos tres personajes, sacan modelitos difíciles de costear (cosa que perdono).

El final de la segunda temporada deja temas cerrados y otros abiertos, que pienso descubrir en la tercera temporada. Las dos temporadas que se han emitido hasta el momento son magnificas, no se repiten ni decae.

Una serie muy recomendada para todos aquellos a los que les guste este mundo de moda, con mujeres independientes y romances frescos, románticos y alguna que otra vez sexuales. Muy recomendada, seas milenial o no. Las escenas en el vestidor me encantan.

 

CRÍTICA DE LA 3ª TEMPORADA:

Una vez más ahonda en temas actuales e importantes como el aborto e incluso clínicas falsas de aborto, donde te presionan y te juzgan por tomar tu propia decisión sobre tu cuerpo y tu vida; la congelación de ovarios y su proceso; el abuso sexual y psicológico, que no siempre está generado por hombres sino también por mujeres y la obligación sexual hacia una pareja y su falta de entendimiento entre esas dos personas, en cómo a veces las mujeres ceden al acto sin siquiera quererlo, pero aun así no dicen nada, un tema bastante difícil y conflictivo dependiendo del punto de vista.

Desde luego esta serie sigue siendo muy necesaria en estos días que estamos viviendo. El empoderamiento de la mujer sigue siendo el buque insignia de esta serie, pero también el feminismo señalando la igualdad entre el hombre y la mujer, cosa que deja clara hacia la mitad de la serie haciendo un reportaje sobre una fotógrafa poderosa y abusiva con sus modelos.

Nuestras protagonistas son muy humanas y reales, tanto en su trabajo como en su vida personal, que acaba teniendo altibajos para Sutton, que cambia drásticamente su vida para irse a vivir con el amor de su vida y todos los cambios que para ella genera esta relación, tanto fuera como dentro de casa.

Para Jane parece que todo va bastante bien en lo que se refiere al amor, ha escogido lo que parece ser el chico perfecto para ella, pero el pasado de él, que no ha sido constante en las relaciones amorosas, puede acabar siendo algo malo para ellos dos, aunque su vida sexual avanza a pasos agigantados, haciendo probar cosas nuevas para Jane.

Kat está rota del dolor, no puede dejar marchar a Adina y eso hace que afecte a su trabajo y su conexión con las redes sociales. Unas cuantas lecciones hace que se dé cuenta que mucha gente sufre por diferentes motivos y que no hay que camuflarlo con una vida perfecta. También ayuda que conozca a una chica preciosa que le ayuda en todo y le hace su vida más fácil, pero Adina sigue en su vida y esta decisión no será fácil para ella, ni la campaña Electoral tampoco.

Espero ansiosa la cuarta temporada, que está confirmada.

 

Crítica realizada por Sheila H.

JSN Glamo 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework