Pájaro soñador

Erkenci Kus

  • Año: 2018 -
  • País: Turquia
  • Género: Comedia romántica
  • En emisión: En emisión
  • Temporadas: 2
  • Reparto: Demet Özdemir, Can Yaman, Oznur Serçeler, Berat Yenilmez, Özlem Tokaslan, Birand Tunca, Sevcan Yasar

Argumento

Una comedia romántica que narra la apasionada historia de amor de una graduada universitaria y un fotógrafo aventurero.

Sanem es una joven cuyos padres le han dado un ultimatum: o busca un trabajo serio o tendrá que casarse.

Su vida da un giro radical cuando empieza a trabajar en la misma empresa que su hermana, una prestigiosa agencia de publicidad.

Allí conocerá a Can, uno de los hijos del propietario de la firma, que se tiene que hacer cargo de la empresa y del que se enamorará irremediablemente.

Crítica

Me sentía orgullosa por no haberme enganchado a esta serie, mientras veía a casi todas mis amigas emocionadas y como locas por Erkenci Kus en las redes sociales.
La curiosidad me picó y un día vi un capítulo, aun así me mantenía firme porque no me pareció gran cosa. Vi dos capítulos más, por aquello de confirmar que no era para tanto... y la magia de Can y Sanem cobró vida atrapándome sin remedio. Con sus primeros cruces de miradas ya me tenían hipnotizada frente a la pantalla. ¡Qué intensidad!

Si hay algo que tengo claro es que el éxito de esta telenovela se debe a sus dos actores principales, ya que cuando están juntos en escena saltan chispas. Tienen una química especial que traspasa la pantalla y que no había vuelto a ver desde las primeras temporadas de Crónicas vampíricas, cuando el Delena conquistó a tantísimas seguidoras, yo incluida.

Erkenci Kus es una comedia romántica en toda regla. El romance entre Can y Sanem es el eje principal de esta serie, que completan un sinfín de historias paralelas entre los personajes secundarios, unos personajes que dan muchísimo juego y que en ocasiones me han hecho llorar de risa. Son geniales todos, desde el hilarante CeyCey, hasta la seria Deren.

Hay personajes complejos, como Emre, que madura y cambia mucho a lo largo de la temporada... En un principio no era de mi agrado, pero ha terminado por ganarse mi corazón. Su historia de amor con Leyla me ha mantenido en vilo capítulo tras capítulo.

La primera temporada de Erkenci Kus consta de treinta y nueve capítulos de dos horas de duración (en Turquía), en España serán muchos más, porque el canal Divinity está cortando cada capítulo más o menos por la mitad, imagino que para alargar su emisión.

No tengo más que palabras positivas para valorar esta primera temporada. Me han hecho reír a carcajadas y llorar a moco tendido. Me han erizado la piel con mil y una emociones a la vez.

La historia de amor de Can y Sanem es una de las más bellas que he visto en pantalla, a pesar de no ser explícita, demuestran un deseo sin límite con tan solo un roce, una caricia o una mirada de anhelo. Esta serie es un claro ejemplo de que a veces se transmiten más sensaciones con una simple mirada, que con una escena de pasión explícita (aunque no me importaría que la hubiera, eh).

Como iba diciendo, la tensión sensual que hay entre Can y Sanem no decae en ningún momento y te mantiene cautiva de principio a fin, capítulo a capítulo. ¡Cuántos suspiros me han arrancado estos dos!

Sanem es alocada, ingenua, inteligente y divertidísima. Su personalidad se ha clavado en mi corazón y no he podido evitar adorarla, llorar con ella, reír junto a ella y sufrir cuando lo pasa mal. Es maravillosa y especial. Bajo mi punto de vista, Demet ha hecho suyo este papel y realiza un trabajo espectacular en esta telenovela.

Con Can me quedo sin palabras. Un hombre de los que no existen. Es atento, aventurero, protector, inteligente, espontáneo, romántico, detallista y guapo a rabiar. Me encanta cómo sabe sacar lo mejor de Sanem, cómo hace que se sienta única, cómo la cuida y cómo la provoca para que saque su carácter. Pero, por encima de todo, me chifla que ame incluso más los defectos de Sanem antes que sus virtudes, que sepa perdonar y que ponga por encima de sus sentimientos la seguridad y el porvenir de Sanem. Can cree en Sanem y sabe que siendo ella misma llegará lejos.

¿Can tiene defectos? Los tiene, aunque me gusta tanto su personalidad que se los perdono.

Can y Sanem son muy diferentes, pero se complementan a la perfección, como las piedras de Can, blanca y negra.

Mis sentimientos son contradictorios, por una parte tengo muchas ganas de ver a esta pareja con su final feliz, pero por otro lado no quiero que termine nunca esta historia. No quiero ni pensar en el momento en que me tenga que despedir de estos personajes que tantas sonrisas me han arrancado y que tan buenos ratos me están haciendo pasar. Ojalá se realicen más series así, optimistas, sin tragedias innecesarias y sin tramas rebuscadas.

La verdad, tras el vacío “serial” que me había quedado al finalizar Juego de tronos, necesitaba algo así. Solo espero que esta segunda temporada me regale tan buenos momentos como la primera.

Si te gustan las historias románticas, tanto en el papel como en la pantalla, no te pierdas Erkenci Kus.

Curiosidades

El tatuaje del albatros de Can no es de verdad, es un dibujo que le hacen en set de rodaje cuando es necesario mostrarlo.

Se rumorea que Can y Demet son pareja también en la vida real, aunque ellos de momento no lo han confirmado ni desmentido.

Can y Demet han recibido muchos premios en Turquía y en otros países por sus interpretaciones en esta comedia romántica.


Crítica realizada por Esther Ortiz.

JSN Glamo 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework