Tenías que ser tú

Leap Year

  • Año: 2010
  • País: Estados Unidos
  • Género: Comedia romántica
  • Duración: 97 minutos
  • Reparto: Amy Adams, Matthew Goode, John Lithgow, Adam Scott, Kaitlin Olson, Peter O'Meara, Michael J. Reynolds, Martin Sherman, Annika Hammerton, Flaminia Cinque, John Burke, Brian Milligan

Argumento

Una joven enamorada (Amy Adams) va a Dublín para pedirle a su novio – de viaje por motivos laborales- que se case con ella. Lo hará siguiendo una tradición irlandesa, según la cual solo un día cada cuatro años -el 29 de febrero- una mujer puede proponer matrimonio a su novio con la certeza de que no será rechazada. Sin embargo, durante el viaje, una circunstancia imprevista la obligará a pedir ayuda a un rudo mesonero irlandés con el que tendrá que iniciar un accidentado viaje si quiere llegar a tiempo para hacer su propuesta de matrimonio.

Crítica

A pesar de que el argumento e incluso el desarrollo de la película carece de originalidad, es una de las películas románticas que más me enternecen y me recuerdan a las novelas que me gusta leer.

Anna es una chica sofisticada y elegante de ciudad, Declan es un hombre sencillo y algo cínico de una pequeña aldea irlandesa, totalmente opuesto al prometido de Anna, un prometedor cardiólogo. Debido a una fuerte tormenta, el avión que debe llevar a Anna a Dublín aterriza en otro lugar y ella no tendrá más remedio que continuar su viaje por tierra con la ayuda de Declan, que necesita el dinero que ella ofrece para salvar su negocio.

Los encontronazos entre ambos son continuos pero las escenas emotivas y sugerentes también, sobre todo por las miradas de Declan, mucho más explícitas que las palabras o acciones. Durante el viaje la antipatía de ambos se irá transformando pero al final del mismo a Anna le espera su novio, que, ante los ojos de Declan, le pide matrimonio.

Las situaciones divertidas son varias, sobre todo el cinismo de Declan, que a mí, particularmente, me recordó al de algún que otro protagonista de novela romántica, y algunos paisajes espectaculares.        

Personalmente disfruto mucho con esta película y la recomiendo.

Curiosidades

• Parece ser que la tradición del año bisiesto en Irlanda existe, y tiene su origen en la leyenda según la cual Santa Brígida comentó a San Patricio con preocupación el hecho de que muchas mujeres permanecían solteras porque los hombres no se decidían a pedirlas en matrimonio, entonces el santo decidió que todos los 29 de febrero fuesen ellas las que pudieran pedir matrimonio a los hombres.

• El actor protagonista, Matthew Goode, debido a su perfecta dicción, suele interpretar papeles de aristócrata. Resulta especialmente curioso que en esta película la protagonista le corrija en alguna ocasión por su pronunciación.

 

Artículo realizado por Lolailo

JSN Glamo 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework