Lady Halcón

Ladyhawke

Esther OC Autor de la reseña: Esther OC
  • Año: 1985
  • País: Estados Unidos
  • Género: Fantasía y romance, Paranormal, Romance histórico
  • Duración: 121 minutos
  • Reparto: Michelle Pfeiffer, Matthew Broderick, Rutger Hauer, Leo McKern, John Wood, Alfred Molina, Ken Hutchison, Charles Borromel, Venantino Venantini

Argumento

Edad Media. Una leyenda de carácter sobrenatural relata la diabólica venganza del Obispo de Aquila, que consiste en hacer imposible el amor entre Navarre (Rutger Hauer) e Isabeau Anjou (Michelle Pfeiffer). Aliándose con las fuerzas del mal, el Obispo consigue hechizar a los amantes: ella se convertirá en halcón durante el día, y él será un lobo por la noche. Eternamente unidos y separados, encontrarán un aliado en el joven lacayo Philippe Gaston (Matthew Broderick), que intentará ayudarlos a conjurar la maldición del obispo.

Crítica

La historia de amor de Navarre e Isabeau es preciosa. Una maldición los separa, a él por la noche lo convierte en lobo y a ella durante el día en halcón. Con la ayuda de otros dos peculiares personajes, deben hallar la manera de deshacer el hechizo para poder estar juntos.

¡Qué bonita!

Lady Halcón es la culpable de convertirme en una fan de las historias de fantasía y romance. Esta película ochentera marcó mi niñez y es y será una de mis favoritas, pase el tiempo que pase. Su trama me pareció tan original (y me lo sigue pareciendo), que me cautivó por completo y me hizo interesarme por la lectura de fantasía épica. Sin esta película no me hubiera convertido en la friki que soy en la actualidad (y a mucha honra).

Tiene de todo: aventura, acción, diversión, fantasía y romance. Una historia de leyendas y magia en la Edad Media, con una jovencísima Michelle Pfeiffer, que ya entonces apuntaba maneras con su estupenda actuación. Aunque para mí, el principal protagonista de esta película es Philippe Gaston, el personaje que interpreta Matthew Broderick, quien le aporta la nota de humor y ternura a esta historia, y que me hace soltar más de una lágrima de emoción cada vez que la veo. Sin embargo, el actor Rutger Hauer nunca ha sido santo de mi devoción, y aunque reconozco que en esta película está a la altura, pero siempre he pensado que es demasiado frío y no logra transmitirme sentimientos. Me hubiera gustado que este papel lo realizara cualquier otro actor que estuviera de moda en esa época.

Algo que llamó mi atención cuando vi Lady Halcón por primera vez, fue la música. Resulta un fuerte contraste ver una película ambientada en la Edad Media, con una banda sonora moderna, bueno, moderna en los años 80, claro. Peculiar sin duda, sí.

A pesar de tratarse de una historia sobrenatural, lograron los efectos visuales que necesitaban sin demasiada tecnología, mezclando imágenes cada vez que se producían las transformaciones de Isabeau en halcón, o de Navarre en lobo. El resultado es que, a pesar de los más de treinta años que tiene la cinta, no resulta desfasada, ni se ven pobres efectos especiales, como sí ocurre en otras películas de esta década.

Si no has visto esta película y te gustan los filmes de fantasía y romance, no te puedes perder Lady Halcón. Bajo mi punto de vista, es imprescindible verla para todo romántico empedernido.

Curiosidades

Estuvo nominada a dos Oscar: Efectos de sonido y Mejor sonido.

En un principio se consideró la opción de que Sean Connery y Dustin Hoffman interpretasen los papeles de Navarre y Phillip, respectivamente. Más tarde fue Kurt Russell quien tenía todas las papeletas para interpretar a Navarre, pero en último momento se cambió de opinión y fue finalmente Rutger Hauer quien se hizo con él.

La banda sonora es del grupo de rock Alan Parsons Project.

Template by JoomlaShine