El solterón y la menor

The Bachelor and the Bobby Soxer

  • Año: 1947
  • País: Estados Unidos
  • Género: Comedia romántica
  • Duración: 95 minutos
  • Reparto: Cary Grant ( Richard Nugent), Myrna Loy (Margaret Turner), Shirley Temple (Susan Turner), Rudy Vallee (Tommy Chamberlain), Ray Collins (Dr. Matt Beemish), Harry Davenport (Juez Thaddeus Turner), Johnny Sands (Jerry White), Don Beddoe (Joey), Lillian Rando

Argumento

La juez Margaret Turner ha estado tan ocupada con su trabajo, y la educación de su hermana Susan, que no ha tenido tiempo para el amor, a pesar de los intentos de seducción del ayudante del fiscal. El pintor Richard Nugent la conoce en un juicio celebrado a raíz de un alboroto en un bar. Además, resulta que Richard da conferencias sobre arte en el colegio de Susan, que se queda inmediatamente prendada del atractivo artista. Los problemas surgen cuando Margaret se da cuenta de que su hermana se ha enamorado del pícaro pintor.

Crítica

Richard Nugent es un artista cuya fama se debe no sólo a sus pinturas sobre la vida americana, sino también a los altercados en los que se mete. Uno de los últimos disturbios, en el club Vampiro, le lleva a tener que presentarse a juicio. La jueza encargada del caso no es otra que la estirada Margaret Turner, que le deja libre tras una advertencia. Pocas horas después debe dar una conferencia sobre arte a la hermana adolescente de Margaret, que queda fascinada con el famoso pintor. Para ella, es como un caballero de brillante armadura, ante el cual posaría con gusto en cualquier momento. Por eso, sin perder un momento, y aprovechando una ausencia de su hermana, se presenta en la habitación del hotel con un cierto aire sofisticado y atrevido para su edad. Pillado en una encerrona por la juez, el fiscal y la policía, nadie cree su versión, debiendo acceder a la petición de servir a la menor de acompañante hasta que ésta se desilusione de él.

Verdaderamente hay pocas comedias románticas que me gusten tanto como las producidas por Hollywood en blanco y negro. Tal vez sea porque he crecido con ellas, pero es más fácil que compre un DVD de mis actores favoritos de la adolescencia, sean en blanco o negro o en color, que una película más actual. No hay más que ver mi videoteca en la que predominan las películas de hace más de cincuenta años. Ésta, en concreto, la he visto ocho o diez veces y no dejo de deleitarme con cada escena, por muy conocida que me resulte. La película está llena de situaciones memorables y divertidas y un sin fin de situaciones absurdas, como las que acontecen en el picnic, que no puedo evitar rememorar una y otra vez con una sonrisa en los labios.

Los dos personajes femeninos son muy diferentes entre sí. La jueza es estirada, sobria, meticulosa, controlada, altiva... Siempre elegante y siempre distante. Pese a que su interpretación es muy buena, no es de esas actrices que hayan perdurado en mis recuerdos a lo largo de los años. Su hermana es todo lo contrario, como se puede ver comparando ambos dormitorios: poco más que una cría, con muñecas en su habitación, doseles, velas, cortinas, pinturas románticas... Está muy bien en su papel, aunque me cuesta olvidarla como niña prodigio de otras películas del cine clásico de las que guardo grato recuerdo. Debido al problema de no aceptarla en papeles adultos en aquella época, Shirley se vio obligada a abandonar la gran pantalla a los veintiún años. Richard es atractivo, despreocupado, con encanto, algo descarado, pero sin abandonar un cierto aire inocente. En muchas escenas no puedes evitar creerte como la situación se le va yendo de las manos, tal y como indica cada gesto con el que nos deleita. Cary Grant es uno de mis actores favoritos de la gran pantalla, y aquí me parece que borda su papel. Hasta en aquellas ocasiones en que, por necesidades del guión, debe comportarse como un adolescente.

Encantadora la interpretación de Ray Collins como tío de Mirna Loy. Su aire comprensivo y amigable no deja de ocultar a un hombre empeñado de hacer de Cupido entre los protagonistas.

La valoro como muy buena (un 5).

Curiosidades

- Oscar al mejor guión original.

- El solterón y la menor fue uno de los cuatro proyectos que David O´Selznick vendió a la RKO al final de sus días como productor. Los otros fueros: Encadenados de Alfred Hichcock, La escalera de caracol de Robert Siodmak y Un destino de mujer de H. C. Potter.

- La película fue un empeño personal de Dore Schary, jefe de producción de la RKO, que convenció a un reacio Cary Grant para que la protagonizase. También dirigió una parte considerable del film debido a las ausencias del director oficial, Irving Reis.

- La Liga de mujeres Cristianas protestó a la RKO porque en la película la exniña prodigio Shirley Temple tomaba una copa de lo que se suponía era alcohol. El estudio hubo de disculparse asegurando que en realidad no había licor en la copa.

- Rudy Vallee, que interpreta al estirado ayudante del fiscal, era un importante y famoso cantante que derretía a sus admiradoras con su voz. Podría ser considerado el primer crooner de la historia. (Crooner: Término para designar a algunos cantantes masculinos que interpretaban un tipo concreto de baladas. Suelen poseer una voz grave y se hacen acompañar de una orquesta o una Big ban.


Artículo realizado por Mc2

JSN Glamo 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework