El presidente y Miss Wade

The American President

  • Año: 1995
  • País: Estados Unidos
  • Género: Comedia romántica
  • Duración: 114 minutos
  • Reparto: Michael Douglas, Annette Bening, Richard Dreyfuss, Martin Sheen, Michael J. Fox, David Paymer, Samantha Mathis, John Mahoney, Anna Deavere Smith, Joshua Malina

Argumento

Andrew Shepherd (Michael Douglas), el Presidente de los Estados Unidos, acaba de enviudar. Sin embargo, inicia un inesperado romance con Sydney Wade (Annette Benning), miembro de una importante organización ecologista. En plena campaña electoral, su rival, el republicano Bob Rumson (Richard Dreyfuss), aprovechará esa relación para desacreditarlo.

Crítica

Personalmente está pelicula me parece preciosa. Con unos diálogos chispeantes, ingeniosos e incluso provocativos, que me hacen mantener la atención durante toda la película.

Un Michael Douglas a la altura del personaje, con un encanto especial que te hace que te enamores con sus miradas… y es que este hombre los papeles de maduro rico trajeado y con clase le van genial...y por otro lado esa Annette Bening, ingenua a la par que inteligente, y con esa chispa que la hace irresistible al presidente… me encanta la pareja que forman.

Como secundario principal, la elección de M. J. Fox también me gusta, a pesar de que en esta película ya se le comenzó a notar visiblemente mucho el parkinson, enfermedad que le ha mermado enormemente su muy buena carrera como actor, en mi opinión realiza también un estupendo trabajo…

Charlie Sheen también hace un trabajo impresionante, como hombre de confianza del presidente... ya me gustaba de otras películas y aquí realiza un trabajo estupendo.

En resumen, me parece una película entretenida, tierna, simpática, romántica y de las que se pueden repetir sin temor a aburrirte lo más mínimo.. es de esas que cada vez que las ves observas detalles que en las anteriores no te habías percatado... y la recomiendo encarecidamente.

Mi valoración del 1 al 10: 9

Curiosidades

El número de teléfono presidente Shepherd da a Sydney para que le devuelva la llamada (456-1414) es, de hecho, el número de la Casa Blanca (código de área 202).

En un momento de frustración, Lewis Rothschild (Michael J. Fox) golpea una lata de Coca-Cola Light en la habitación, y casualmente tiempo atrás, Michael J. Fox había sido portavoz de Pepsi Co.

Una de las pocas películas a la que han permitido mantener su clasificación para menores de trece años, a pesar de la utilización de la palabra "fuck" (joder) tres veces (con 15 minutos de diferencia), pero no se utiliza en un contexto sexual.

El presidente Bill Clinton y su equipo concedieron permiso para que el reparto y el equipo de producción de diseño visitaran la Casa Blanca en cinco ocasiones.

Durante una de sus muchas visitas a la Casa Blanca, el director Rob Reiner pasó dos días consecutivos con el presidente Bill Clinton, siguiéndolo paso por paso.

El paso a Camp David está estrictamente prohibido para el público y los medios de comunicación. El diseñador de producción utilizó imágenes descritas por alguien de la época de Richard Nixon y mucha imaginación en el diseño del conjunto.

Robert Redford fue elegido originalmente para el papel principal, pero fue reemplazado por Michael Douglas después de discutir con el director Rob Reiner.

También Emma Thompson estuvo en conversaciones para el papel femenino principal, aunque al final lo interpretó Annette.

Antes de comenzar el rodaje de películas, Michael J. Fox seguía manteniendo su enfermedad de Parkinson en secreto. Sentía que iba a perder el papel si Rob Reiner se enteraba. Durante un reconocimiento de rutina de ejercicios, Fox estaba aterrorizado de que los médicos detectaran el temblor periódico en la mano izquierda y lo asociaran al Parkinson. Afortunadamente para Fox, tomó su medicación a tiempo para calmar los temblores y la prueba quedó sólo en el control de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Al final de la película, cuando el presidente se prepara para salir y conducir hasta la casa de Sydney para pedirle que vuelva, ella entra y declara que el tráfico es horrible. Esto no tiene sentido, no habría sido capaz de oír su conversación a través de la pared porque el despacho Oval está insonorizado

En el 2012, el ministro australiano de transporte, plagió, palabra por palabra parte del discurso de Michael Douglas en la película, lo que fue motivo de un gran escándalo en el país.


Artículo realizado por Alundra.

JSN Glamo 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework