Jane Eyre (2006)

Jane Eyre

Argumento

Esta moderna adaptación del inolvidable clásico de Charlotte Brontë se adentra en todos los aspectos de la obra, pasión, drama, amor, locura y horror, dando vida al mundo interior de Jane Eyre con belleza, humor y, en ocasiones, una gran dosis de tristeza. Después de una mísera niñez como huérfana, Jane Eyre crece para vivir nuevas experiencias. Acepta un trabajo como institutriz de una vivaracha niña francesa en Thornfield Hall. Allí pronto se enamora de Mr. Rochester, el oscuro, desapasionado e intimidante señor de Thornfield. Después de conseguir ganarse el corazón de él y convertirse en su esposa, Jane verá revelado un impactante y tortuoso pasado.

Crítica

Hasta que la bbc no decidió adaptar este clásico teníamos varias versiones de la novela, diez contando la última de la bbc. Una de las más famosas es la versión que hizo Franco Zeffirelli en 1996 y que duraba poco más de hora y media. No me centraré mucho en esa versión, simplemente decir que la primera parte de la novela estuvo bien llevada pero la segunda y gran desarrollo de la obra se realizó rápidamente y sin incidir mucho en el interior de los personajes, poco más se podía hacer con un tiempo tan limitado. La ambientación de esta película no estuvo mal, pero para mi gusto mostraron un Thornfield Hall demasiado oscuro, con patios descuidados, y recovecos innecesarios.

Me centraré más en la versión que hizo en 2006 la bbc. Existen algunos cambios pero se mantiene fiel al libro. La primera parte de la novela está adaptada de forma magistral, una Jane niña tímida, totalmente absorbida por sus crueles y egoístas primos. El miedo que representa la habitación de su difunto tío y el encuentro con el señor Brocklehurst nos muestran a una niña con mucho carácter pero que aún así no es ni la mentirosa que afirman ni la ingobernable que pretender mostrar. De lo que más me ha gustado de esta adaptación es lo bien que están narrados los encuentros con Helen Burns, personaje que marcará el futuro de Jane. Nos encontramos con un grupo numeroso de alumnas que deben subsistir en un lugar tétrico y olvidado de todo el mundo excepto del hipócrita que lo gestiona. Pero como bien describe el libro no todos los alrededores de Lowood son así, cuando la enfermedad inunda el colegio vemos a una Jane sana que corre y disfruta del aire libre tal y como nos lo describe en el libro.

En esta versión sí que podemos observar que es a raíz de la marcha de la señorita Temple cuando Jane decide tomar las riendas de su vida y buscar otra ocupación. En la novela sí que vemos esa evolución interior del personaje, pero reconozco que es muy difícil de mostrar. Muy logrado la llegada de Jane a Thornfield y el primer encuentro con el enigmático señor Rochester. La actitud cambiante de él y la tensión que va creciendo alrededor de Grace Poole está perfectamente mostrada en la adaptación. Uno de los detalles que no me gustó fue ese guiño que quiere mostrar la directora al enfocar un cuadro en el que todos las personas dibujadas tienen cara de loco, me pareció además de totalmente innecesario un poco incongruente ¿quién tendría colgado en el pasillo de esa mansión un cuadro de tal significado?

De manera sorprendente somos testigos de la evolución de la relación entre Jane y Edward, las dudas de ella, las miradas de él, los anhelos que esconde Jane y que ella misma intenta desarraigar de su corazón, la ternura que él le muestra a veces, pero también ese punto malicioso que le acompaña a lo largo de toda la adaptación.

Llena de dramatismo está la escena de Jane con su tía moribunda, la paciencia que muestra a la vez que la fortaleza frente a sus primas está muy en sintonía con la novela. Tras el regreso de Jane la historia corre más deprisa. Tanto la escena en la iglesia, como el desenlace en la torre están dirigidas de manera impecable. Una escena que cautivó al público por su sensualidad son los recuerdos que Jane tiene de sus últimos momentos con Rochester antes de huir. He de confesar que la escena me parece preciosa, llena de dolor, fuerza, resignación y esperanza, pero también he de reconocer que no está en sintonía con el libro. Esa escena, en la que Jane parece dudar más por la sensualidad del momento que por la manifestación del verdadero amor y dolor que siente Edward es totalmente incompatible con el mensaje que pretende transmitir toda la novela.

Las imágenes de Jane sola, en medio de la nada, bebiendo de donde puede y luchando contra los elementos está adornada por una luz que marca el principio de una nueva vida. De esta parte de la adaptación lo que menos me gustó fue el cambio que sufren los personajes del páramo. Las primas, Mary y Diana, parecen más una distracción para el pasado de Jane, que el verdadero consuelo y solaz que fueron en unos momentos tan duros. A Diana se la representa en la novela como la más alegre, la que intenta ver siempre el lado positivo, aquí este personaje es llevado un tanto al extremo y parece más una persona irreflexiva y poco centrada. Me hubiera gustado que hubieran aparecido un poco más o que al menos en sus apariciones estuvieran más unidas a Jane. En cuanto a St John, está muy bien retratado excepto cuando insiste para que Jane se vaya con él de misionero, a mi entender esta adaptación no consigue mostrar el verdadero motivo de su interés, que no es más que la convención y el egoísmo de que puede serle útil allí, sin pensar en nada más. Por otro lado, sí que refleja muy bien la lucha interior que sufre el personaje por su amor irracional hacia Rosamund.

Muy bien adaptado es la llegada de Jane y su reencuentro con Rochester. La escena final, ese cuadro que quedará para la posteridad en el que no aparece la misericordia que tuvo la autora con Edward, en el libro el recupera parte de la visión, aquí está rodeado de su familia, él la puede sentir pero no ver. Aún así la adaptación me parece una de las mejores que se han hecho, tanto en fidelidad al libro, como en acierto con los actores como en duración de la cinta. La música, es un elemento del que a veces poco se suele hablar, pero aquí es casi indispensable, muy acertada, sin esa banda sonora le hubiera faltado algo, es todo un acierto. Tanto el vestuario como el maquillaje de la película son muy buenos, esos ojos resecos de una Jane agonizante son buena prueba de ello.

Sobre los actores, he de confesar que el descubrimiento de Ruth Wilson fue una apuesta y un total acierto por parte de la directora y Toby Stephen está magistral en su papel, aunque he de reconocer que siempre me he imaginado a un Edward Rochester menos atractivo. Ambos captaron el espíritu de la obra y se ve reflejado en sus miradas a lo largo de las escenas; desde la sorpresa, la ingenuidad, la firmeza, la diversión. Reconozco que Ruth en algunos momentos me pareció un tanto rígida, mientras que Toby estaba totalmente en su papel, me hubiera gustado algo más de química entre ellos, en algunas escenas parecía como si Jane estuviera a la defensiva con Rochester. La joven Jane, Georgie Henley muestra su gran predisposición para la interpretación. Aún así no le puedo encontrar ningún fallo a ninguno de los actores de la obra.

Una adaptación fantástica de una novela inolvidable.

Curiosidades

Esta es la tercer adaptación que hace la bbc de esta novela, las dos primeras fueron en 1973 y 1983, ésta última con Timothy Dalton como Rochester.

La directora, Susanna White dirigió el año anterior la adaptación de esta misma cadena de la obra de Charles Dickens Casa desolada, con la que se llevó un BAFTA. La adaptación del guión corrió a cargo de Sandy Welch, que también adaptó la obra de Elizabeth Gaskell Norte y Sur.

En 2011 se estrenará en los cines una nueva adaptación de la novela de Charlotte Brönte.

Encuentra en la web

JSN Glamo 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework