La duquesa

The duchess

Sheila H. Autor de la reseña: Sheila H.
  • Año: 2008
  • País: Reino Unido
  • Género: Drama romántico, Romance histórico
  • Duración: 105 minutos
  • Reparto: Keira Knightley, Ralph Fiennes, Charlotte Rampling, Aidan McArdle, Dominic Cooper, Hayley Atwell, Simon McBurney

Argumento

Hermosa, glamurosa y adorada por el pueblo, Georgiana Spencer (Keira Knightley) fue, como su descendiente Diana de Gales, la mujer más fascinante de su época. Pero mientras que su belleza y carisma le forjaron un nombre en la historia, el amor siempre se le escapó. Casada muy joven con uno de los hombres más ricos de Inglaterra, el duque de Devonshire (Ralph Fiennes), fue confidente íntima de ministros y de la Casa Real, llegando a ser un icono de la moda, madre adorada, e influyente política para el partido liberal. Sin embargo, en el núcleo de su historia está la búsqueda desesperada de afecto y amor. Desde el apasionado pero fatídico romance con Charles Grey (Dominic Cooper) hasta el complicado triángulo amoroso con su marido y su mejor amiga lady Foster (Hayley Atwell).

Crítica

La historia es bonita, con escenas muy tristes que te sacan más de una lagrimilla y otras que te hacen sonreír al ver la magnífica interpretación de Keira Knightley (Piratas del Caribe, Orgullo y Prejuicio, Nunca me olvides, Love Actually, Domino, London Boulevar). La trama tiene momentos de verdadera crueldad, inocencia, felicidad y amor, todo por igual.

La historia comienza cuando una joven e inocente Georgiana es comprometida con el Duque de Devonshire (Ralph Fiennes: El lector, Harry Potter). Debido a su juventud e inocencia se deja convencer por su madre de que duque la ama, y ella, soñadora, se lo cree. A pesar de que él es más mayor que ella, asume su papel a la perfección, aunque pronto se da cuenta de que su marido vive de una manera muy diferente a la suya. Solo le hace caso cuando a él le conviene, hablando más con sus perros que con ella, le da una hija bastarda para que la cuide y le es infiel con el personal de la mansión en la que viven.

Georgiana aprende a dejar de lado esa falta de respeto y cuida a Charlotte, la hija bastarda, como si fuera su propia hija. Con los años, Georgiana tiene dos hijas, Harrio y Georgiana Jr, pero el duque, al no tener un heredero barón, está resentido con ella. Triste, pero en apariencia feliz, Georgiana se gana el amor del pueblo y de la mejor sociedad de Inglaterra, convirtiéndose en un icono de la moda y de la sociedad en toda regla.

En una fiesta, conoce a Bess, Lady Foster (Hayley Atwell: El capitán América el primer vengador, Los pilares de la tierra), a la que su marido pegaba y a la que le han quitado sus tres hijos. Georgiana se hace amiga suya y encuentra en ella el consuelo que necesita por culpa de su desgraciado matrimonio, pero Bess pronto encuentra una solución para conseguir de nuevo a sus hijos: ser la amante del duque.

Georgiana atraviesa una mala época en su vida: no tiene ningún hijo barón y su marido ha acogido a su mejor amiga en casa como su amante. Debido a dichos problemas, Georgiana se refugia en el juego y la bebida, hasta que vuelve a encontrarse con un viejo amigo, Charles Grey (Dominic Cooper: Mamma mia!, An Education) y se enamora de él. Sin embargo el duque no puede consentir dicho engaño, y le da a elegir haciéndole saber que su decisión, sea cual sea, le perseguirá el resto de su vida. Pero a pesar de lo que hizo Bess, sigue siendo su amiga y está con ella en todo momento, demostrando que si obró así no fue por hacerle daño, si no para volver a tener a sus hijos con ella.

En la película se puede ver como Georgiana evoluciona desde su juventud inocente hasta a ser la gran duquesa de Devonshire, amada por todos excepto por su marido. La importancia de ella en la sociedad, como era la sociedad en esa época, sus modas y su política; el sufrimiento de una mujer en el papel que le ha sido asignado y la crueldad con la que los hombres podrían tratarlas y manejarlas. Como pudo convivir con un hombre al que no amaba y su lucha por seguir con su único amor, Lord Charles Grey, futuro Primer Ministro, interpretado por el actor Dominic Cooper. Una historia preciosa, con un reparto espectacular, unos decorados impresionantes, un vestuario bellísimo y una banda sonora preciosa.

Mi valoración es de 5 sobre 5.

Curiosidades

- La novela en la que se apoya esta película, está basada en los hechos reales de la duquesa de Devonshire.

. Aunque en la película no lo nombran, Georgiana se carteó mucho con María Antonieta de Francia hasta la ejecución de esta misma. Según sus cartas se podía apreciar que con los diferentes matrimonios, ambas se encontraban en la misma situación de infelicidad con sus maridos.

. Estuvo nominada a dos Oscars a Mejor Dirección Artística / Decoración y Mejor Vestuario ganando esta última el Oscar.

. Nominada al Globo de Oro: Mejor actor secundario (Ralph Fiennes)

. Premios BAFTA: Mejor vestuario. Nominada a mejor maquillaje y peluquería

. La película originalmente iba a ser dirigida por Susanne Bier, pero finalmente su director fue Saul Dibb.

Template by JoomlaShine